MOTIVACIÓN LABORAL

La motivación es uno de los aspectos psicológicos que se relacionan estrechamente con el ser humano por ser un impulso a la hora de llevar a cabo alguna actividad. Dentro del ámbito laboral es uno de los factores más importantes para la productividad de una empresa, tener empleados motivados fácilmente se traducirá a empleados comprometidos y con ganas de sumar, sin embargo tiene sus peculiaridades. La realidad de la motivación en las empresas es que no es tan puntual ni del nivel deseado.

FACTORES QUE INFLUYEN EN LA MOTIVACIÓN LABORAL:

Para mantener este estímulo positivo en los empleados deberán observarse sus necesidades y llenar sus expectativas. Sin embargo debe entenderse que el concepto de motivación varía de acuerdo a la persona y factores sociales y culturales.

Puesto de trabajo: Ofrecer un puesto en el cual el empleado se sienta cómodo  y además tenga la posibilidad de aumentar sus conocimientos y desarrollarse profesionalmente.

Autonomía y participación: Dejar en claro las funciones y asignar responsabilidades, permitirle participar y aportar ideas nuevas al trabajador influye en mejora y desempeño dentro de la empresa. Hará que el trabajador se sienta importante.

Ambiente de trabajo: Un ambiente de convivencia sana dentro de una organización aumenta la satisfacción y la comodidad de los empleados en sus puestos de trabajo, interioriza los valores de la empresa y el trabajo se vuelve menos tedioso.

Condiciones laborales: Uno de los aspectos que más repercuten en el desempeño del empleado y hace que se sienta más satisfecho  en cualquier institución es la nómina y las jornadas asignadas.

Dependiendo los factores que se trabajen dentro de una institución se pueden manejan los diferentes tipos de motivación:

Motivación intrínseca: Cuando la profesión desempeñada es por vocación.

Motivación extrínseca: Cuando recibimos recompensas externas.

Motivación trascendente: Cuando satisface necesidades ajenas.

 

Lic. Adriana Cristina Cruz Rodríguez



Deja un comentario